viernes, 22 de junio de 2018

Un buen vivir podría ser solo en confianza... ¡por... nada, y sin sentido!; mas es factible, sí


     
"...Al salir de todo gran libro siempre conocemos ese leve malestar, un momento de incomodidad, como si se pudiera leer en nosotros mismos o el libro amado nos concediese rostro límpido hasta lo indecente. Y no hay quien vaya por las calles llevando tal desnudo, del semblante descarnado con la dicha (...) habría que aguardar algún poco más, esperando a que el polvo de las palabras se nos esparza durante unos días

De tu lectura no retienes nada, o apenas frases cualesquiera. Eres como un niño que, tras de mostrársele algún castillo, sólo viera detalles: unas hierbas entre piedras, como si la fortaleza tuviera su verdadero poder en el temblor de un hierbajo. Los libros queridos van mezclándose con el pan que comes. Corren igual suerte a las de rostros apenas vislumbrados, o los limpios días en el otoño, y cualquier otra belleza de la vida (...) ignorando puertas hacia consciencia, deslizan a través de ti por la ventana del ensueño y se cuelan hasta una estancia que nunca visitas, más retirada o profunda.
 
Copyright: F. J. L.

Horas y horas de lectura por tan ligeras tinturas del alma o esa variación ínfima de lo en ti más invisible, para tu voz, tus ojos y maneras de hacer e ir. ¿De qué sirve leer? Para nada o casi; es como amar y jugar, tal que orar (rosarios de tinta negra serían los libros, con cada cuenta rodando por entre tus dedos, palabra tras palabra). ¿Y eso qué será exactamente? Guardar silencio; es decir, de sí mismo, en él alejarse. Tal vez (...) no sepamos como se debe: siempre hay demasiado ruido en nuestros labios, o demasiadas cosas en nuestros corazones..."
   
(interviú en 'Ara', 9-9-2015, a la singular voz de Ch. Bobin) 
    
 
"ELOGIO DE LA NADA

                                                Ilumina lo que amas / sin tocar su sombra.
  
(...) Me preguntas: '¿qué da sentido a tu vida?' (...) Es preciso dar al otro cuanto él espera, no lo que deseas para ti... Porque cuanto espera nunca es lo que tú eres, en absoluto, sino siempre otra cosa (...) 
  
¿Quién es un adulto? Pues aquel que ausente de su palabra está ya... y miente, ocultándolo; no sobre aquello, esto ni lo otro, sino de cuanto es. Los niños únicamente se vuelven adultos cuando son capaces para semejante mentira profunda, esencial (...) como si escribiéramos a partir de un saber. En realidad sucede algo muy opuesto, al contrario: apenas podemos escribir bien de cuanto ignoramos. O solamente si vamos hacia lo desconocido; y no a conocer, sino por amarlo (...)
   
Cuando caemos enamorados ya no podemos pensar. Estamos demasiado entretenidos quemando la casa. Y no reservamos ningún pensamiento para nosotros. Los enviamos todos hacia nuestro amor, cual palomas, estrellas o ríos. Al andar enamorados, vamos ebrios (...) Vaciamos los bolsillos, perdemos el nombre, descubrimos con entusiasmo la certeza de no ser nada (...)
      
Sí, sólo el amor da sentido a mi vida; e insensata la vuelve. ¿Cómo lo expresaría? Mi vida se me escapa, sólo en mis ausencias viene hasta mí; entre las claridades de un pensamiento indiferente a los míos, con la pureza de una mirada que se despreocupa sobre mis deseos. Mi vida florece lejos de mí, cuando me ausento, separándose si acudo al mundo; nos reunimos contemplando el cielo, material, pintado de azul y oro. Las luces que lo salpican son cartas de un amor sin pertenencia ni avidez que no pide nada, salvo estar ahí; dándote lo eterno, de pasada (...) En verdad no soy su destinatario (...)
    
¿Por qué nuestros días habrían de tener algún sentido? No necesitarán salvarse (...) Ni hay pérdida en ellos, puesto que ya están perdidos de antemano, dado que pasan un poco más cada segundo. Hay una palabra que me molesta en tu pregunta: 'sentido'... Permíteme que la borre. Y mira en qué se convierte. ¡Qué buena pinta tiene ahora! Como aérea, o fugaz: '¿qué te da tu vida?'. Esta vez la respuesta es cómoda: todo; lo que, no siendo yo, sí me ilumina. Todo aquello cuanto ignoro y espero.
   
Es una flor sencilla, la espera; que crece por el borde del tiempo, desnuda, y cura todos los males. El tiempo en esperas lo es de liberación, y opera sobre nosotros, inconsciente mente; sólo nos pide dejarle actuar, tanto como necesite, cuantas noches precise: nuestro esperar (...) se colma siempre por sorpresa. Como si lo que aguardásemos fuera en todo caso inesperado y la verdadera fórmula del esperar fuese no prever nada, salvo lo imprevisible (...)
   

  
Todo árbol, estremeciéndose al atardecer, es maestro en este saber; que nos viene de lejos y apenas sería una confianza, un murmullo, alguna canción. Instruye por su modo de acoger cada instante como buena fortuna; el amargor de una lluvia, la demencia de un sol: le nutre todo. No se preocupa por nada, y menos aun por ningún sentido. Esperando con una espera temblorosa, radiante. Infinita. El mundo entero reposa en él. Como sobre nosotros, de quienes dependerá que se apague o inflame. Depende (...) del fervor de nuestra espera.
   
Un árbol, resplandeciente del verdor... o alguna cara, bien inundada por la luz: alcanza para cada día, y sobra incluso; ver lo que siendo está, ser cuanto se ve. Perderse dentro de los libros, o en el bosque. La naturaleza puede apagar cualquier libro, y las hierbas recubrir los pensamientos. El verde absorbe la tinta. Como agotamos un amor atravesamos una tierra. Y lo atravesado nos cambia. El paisaje afluye al cuerpo. Los vientos penetran en la sangre. El cielo remonta por nuestro corazón. Miramos pájaros afanándose sobre un árbol, abundante, frondoso. Se llaman y responden con el pico salpicado de sombra (...)
   
El de caminar es un arte contemplativo. Miramos lo que andamos atravesando, primera mente, y luego nos convertimos en ello. No somos más que un recorrido luminoso a través del mismo paisaje; o apenas casi nada ya, sino como alguna mariposa yerta, desgarrada por el viento. Ni luchamos contra el aire, ante su vacío, frente a los ángeles que por él están (...) Andamos en las mejores manos: las del viento, es decir, la nada inocente de cada día. Abandonados, recuperados, arrebatados. ¿Qué más? (...)
  
  
Queda el amor, que nos quita de todo, sin rescatarnos desde nada. La soledad está entre nosotros como un filo, profundamente hundido en las carnes. Nunca podrían sacárnosla sin matarnos, también a la vez, de inmediato. El amor no es nada más que tal quemadura, como lo blanco de una llama. Un claro en la sangre. Una luz en la respiración. Nada más. Y sin embargo (...) asomada sobre tamaña nada, incluso toda una vida sería ligera. Límpida: el amor no ensombrece lo que ama pues tampoco intenta tomar, sólo tocando sin hacerlo, y lo deja ir o venir. Mira como se aleja, con un paso tan fino que nunca oímos cuándo ha muerto: elogio a poco, alabanza de lo débil.
   
El amor viene, igual que se va. Siempre con su hora, jamás a la nuestra. Para venir, pide todo cielo y tierra, toda la lengua. No sabría caber en las estrecheces de algún sentido. Ni siquiera contentarse por una felicidad. El amor es la libertad. Y ésta junto a felicidades no va, sino con alegría, la cual como escalera de luz es para nuestro corazón. Conduce hasta mucho más arriba que nosotros mismos, e incluso de aquella misma: hasta donde no hay nada más que alcanzar, salvo lo inatrapable (...) ¿Acaso le preguntamos al pájaro la razón de su canto?" 
 

domingo, 10 de junio de 2018

Transición Ecológica real ya con enchufes eléctricos en atraques de Barcos al Puerto

     
La (in)sostenibilidad para flujos decisivos entre todos los actuales tráficos por nuestros Puertos marítimos está ya muy en cuestión, mas no tan sólo desde análisis 'verdes' o medioambientalistas; e incluso -¡hasta por la "fundación Iberdrola"!- se nos alerta sobre ciertos gravísimos peligros asociados aún hoy al creciente crucerismo:
 
     
  
Pero tenemos a mano soluciones prácticas que ya están funcionando, tan bien, partiendo de la experiencia pionera sobre todo desarrollada por varios EUro...socios: tanto de los más prósperos, como Noruega o Suecia, cuanto algún otro Estado modélico por últimas transiciones hacia su mayor bienestar y superando reciente atraso cual Estonia
 
Con todo, salvo pocos casos puntuales apenas todavía incipientes, la situación predominante para los Puertos del Estado en España dista por completo aún de dichas excelencias ya probadamente factibles. Y así han crecido movimientos ciudadanos que comienzan a denunciar el nivel -rechazado...- de las más alarmantes 'externalidades' (véase, como ejemplo el reportaje de TVE-2 informativo sobre los "Cruceros con muchos humos")...
 
  

Sin embargo, es fundamental insistir en el cómo ningún tipo de conformismo derrotista ni tolerancias al respecto son para nada ya permisibles, dadas las mejores opciones alternativas con remedios a nuestro alcance; o sea, "On-Shore Power Supply" (OPS), también conocido por "Cold Ironing".
 


  
En concreto, se cofinancia por subvenciones aprobadas desde la Red Transeuropea de Transportes (o 'TEN-T') un proyecto "OPS Master Plan for Spanish Ports", incluido en otros "Marcos de Acción Nacional para los combustibles alternativos"...
 
  

Sus pormenores pueden consultarse desde pág. del portal web "OPS Spanish Ports -Power@berthpoweratberth.eu " en Internet:
 

  

Asimismo aparece videoclip muy sintético, que resume los objetivos y trabajos -ya en curso- para el Sistema Portuario Español, accesible a cualquiera en Youtube: 
 
 
Hay suministros eléctricos a buques atracados ya para los puertos de Motril, Tenerife y Melilla, un firme compromiso de su puesta en marcha por Pasajes más proyectos menos maduros aún respecto a Baleares, Barcelona, Valencia, Gijón, Las Palmas, Almería, Málaga, etcétera (participando además 4 navieras: FredOlsen. Armas, UECC y Transmediterránea)...
 
   

La penúltima Sesión especializada del 'Cluster Marítimo Español' recién congregado en la ETS de Ingeniería Naval (en Universidad Politécnica de Madrid) nos ha valido para recopilar algunas presentaciones acerca de lo hasta hoy avanzado por cuanto hace al tema: "Suministro eléctrico en el Puerto: una alternativa viable y necesaria"...
 

 

  
  










martes, 10 de abril de 2018

¿Cómo 1'85% al Sueldo público, 2% Viud@, 4% SMI, 9% si G. Civil y... ¡0.25%! para Jubilación?

  
Durante 2017, la subida interanual media en IPC fue de 1,9% según el INE; pero no todas las remuneraciones públicas presupuestadas para este 2018 actualizarán con una igual medida los importes del año pasado.  
             
      
Mientras que hay quienes lograron incrementos 5 veces mayores a lo preciso para recuperar esa merma por inflación, algunas partes entre nuestras 'terceras edades' -Pensionistas...- ni siquiera se verán resarcidas 1/7 sobre todo dicho depreciarse. 
  
 
 
“A pesar de los cambios demográficos, en años anteriores al ‘crash’ de 2007 la Seguridad Social era capaz de sufragar muchos gastos ajenos a las Pensiones y, al mismo tiempo, comprar Deuda pública, incluso a interés negativo según ocurrió en 2016. Como consecuencia de la crisis, la Seguridad Social pasó a un déficit que se situaba en el 1,6% del PIB para 2016, lo que ha obligado al Gobierno a tirar del ‘Fondo de Reserva’ -que llegó hasta tener 66.850 millones durante 2011- por mantener el poder adquisitivo de las jubilaciones. Nada que objetar y sí mucho que alabar pues, precisamente, para tal fin se había constituido.
   
Pero también deberemos entender cómo los pensionistas piensan que ‘si antes se ha echado mano en la hucha de las Pensiones, por atender necesidades de todos, ahora -también todos- han de contribuir a garantizar el poder adquisitivo para las mismas’... Reivindicación mucho más puesta en razón si se admite que las cotizaciones sociales, incluidas las que formalmente pagan los empresarios, son finalmente soportadas igualmente por los trabajadores. La españolización del "I want my money back" que tan famoso hizo Margaret Thatcher…  
   
  
El Gobierno ha reaccionado, incluyendo -en Proyecto de Presupuesto- subirse [algunas] pensiones del 1 al 3%, con lo que beneficiarán a millones de personas… Medida digna de aplauso que, sin embargo, no resuelve los problemas a medio plazo para nuestro sistema de Pensiones: blindaje constitucional -trasladando el artículo 50 CE del Capítulo dedicado a los «Principios Rectores de la Política Social y Económica» al consagrado a los «Derechos y Libertades»- y redefinición del Índice de Revalorización de las Pensiones…
   
      
    
Según último Informe sobre España 2018 de la Comisión Europea (COM [2018] 120 final) calcula bien, se reduciría la proporción que las Pensiones representan respecto al PIB, ‘llegando a 11% del PIB  (hoy está ya por un 11,8%) para 2060’ [pág. 32]. Las consecuencias por tal rebaja serán demoledoras. ‘La media de las pensiones públicas en relación con salarios medios disminuirá en torno a 20 puntos porcentuales, hasta alrededor del 40% (...). De análoga forma, las medias de cada primera pensión pública como porcentaje del salario medio en los casos de jubilación disminuirán en más de 30 puntos porcentuales hasta situarse ligeramente por debajo del 50%’.  
  

   
Por fortuna, en los años por venir habrá más que suficiente margen para ir acompasando las Pensiones... -con su crecimiento- al alza sobre precios, al auge de la economía y/o a la mejora en salarios, como se deduce de siguientes datos:
 
  
1.- El crecimiento de la economía española seguirá siendo sólido y menos desequilibrado (deuda y desempleo) que en años anteriores. Las cosas van bien y es lógico que los beneficios lleguen a todo el mundo.
  
2.- El empleo ha crecido a un ritmo muy vigoroso estos años pero todavía hay muchas capacidades ociosas que, de ser aprovechadas, se traducirán en un crecimiento de la tasa de ocupación y, en consecuencia en un aumento de los salarios, impuestos y cotizaciones.
  
3.- La productividad también tiene mucho margen de crecimiento, porque la posición relativa de España entre los 144 países analizados por el Foro Económico Mundial (2014-2015) es mala en asuntos tan cruciales como los siguientes: trámites para crear una empresa [118º], plazo para poner en marcha un negocio [99º], efectos de los impuestos sobre innovación [130º], carga de regulaciones gubernamentales [123º].
  
    
4.- Es relativamente sencillo lograr un cierto equilibrio entre tiempos de vida laboral y jubilación, restringiendo los planes de jubilación anticipada e incentivando la prolongación de la vida laboral.
   
5.- Si bien el pasado año se comenzó a revisar el gasto, queda mucho por hacer. Por eso el primer paso sería encomendar que algunas agencias independientes evalúen cómo se prestan y cuánto cuestan Servicios públicos.
 
6.- Las proyecciones demográficas auguran que la proporción de los menores de 20 años, sobre la población total, pasará del 19,8% actual al 15,9% en 2036, lo que permitirá desviar parte de los gastos dedicados a este segmento de población hacia las pensiones.
      
7.- Hoy aún en España está la presión fiscal por debajo de la Unión Europea (33,3% vs 38,9%), lo que nos da un colchón relativamente cómodo para hacer frente a los gastos de protección social; que, por otra parte, están bajo las medias de la UE (25% del PIB vs 28,6%) y para los países más competitivos en Europa como Francia (33%), Países Bajos (30,9%), Italia (29,3%), etcétera.
 
Como decía Shakespeare en su Ricardo II, ‘el hombre cauto jamás deplora el mal presente; lo emplea en prevenir las aflicciones futuras’, cuanto se necesita hoy es política con luces largas y mirando el horizonte.”
   

    

  

 
 

sábado, 31 de marzo de 2018

¿Vamos a seguir dejándonos robar en Pensión, para sostener sus 'huchas de la Recuperación'?


Quisieran que sólo atendiésemos a lo de 'Catalonia (dividida en 2), o sea, Estelad' unya vs. Tabarnia: quienes arrojaron su País... propio al 'choque... de trenes' -tan 'astuta...' como unilateral... mente...- más la otra mitad, acusada por aquellos con el 'nos roban, a cuantos España no seremos'...

  
 [[ Y sesudas lumbreras pretenden contarnos, como del todo incontestable, que nuestras Jubilaciones van a toparse con su 0.25% hasta 2060; será un precio a pagar, según parece, por tantísimas prosperidades colectivas cuantas nos vienen pregonando desde al menos hace cuatro años: PIBs en alza durante hasta nueve semestres consecutivos ya; incrementos del 8,76% a Sueldos Públicos para el trienio de la presente legislatura; elevar un 20% al Salario Mínimo Interprofesional; o 'actualizarse' hasta otro 31% más las remuneraciones de la Policía Nacional y Guardía Civil, para 'equiparárselas' con los demás Cuerpos armados de Seguridad autonómica; etcétera, etc. ]]
  



¡¡¡Pero no, nunca, por nada, les aceptaremos -tragar, sin más...- con tamaños planes; ni hablar del cuento...!!!
   
   
         
El ex secretario general del IMSERSO responsable para Servicios Sociales a Mayores en la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) muestra como directivo de UDPJE (Unión Democrática de Jubilados y Pensionistas en España) cuánto esto va en serio, cómo la movilización suma pensionistas de toda clase o condición y que no van a parar hasta conseguir su derecho irrenunciable -según la Constitución- del “que toda pensión se actualice anualmente, también las máximas: como unos mínimos, y de acuerdo con el IPC, para mantener siempre así su poder adquisitivo
    
Porque la indignación ha ido creciendo, sobre todo con esta práctica congelación de toda Pensión (una subida del 0,25% es prácticamente congelar) mantenida en el tiempo… Aunque quizá se ha escuchado más a los pensionistas con bajas pensiones, la injusticia que no se puede admitir es tanto en sus mínimas como para las demás, también: las Pensiones contributivas han adquiriéndose por un derecho en función de todos los años trabajados y cotizados; todas tienen que actualizarse, esto es lo que ahora oímos y vivimos en la calle”.
 
       
  
        
Por fin, José Carlos Baura nos lo explica: se reclamaría una “Derogación inmediata de las subidas del 0,25% y recuperar las subidas con cada IPC tal como ya fue por acuerdo unánime en Pacto de Toledo que, tras aquella otra previa congelación súbita para 2011 por J. L. Rodríguez Zapatero, unilateralmente modificó el gobierno del PP”.
     
Se entiende muy mal "la cerrazón en Rajoy del no actualizar pensiones, siquiera de acuerdo a inflación. Ya no hay presión desde la UE como hace tiempo, cuando el 'rescate a los bancos', o por lo menos no tiene aquella misma fuerza. La 'política de austeridad' pierde puntos y es puesta en cuestión.
    
¿Cómo se puede afirmar que la crisis ha pasado y va viento en popa la economía mas al mismo tiempo... defender que debemos recortar las rentas a una parte importante de la población, tan vulnerable como la de los pensionistas? 
    
  
         
Hay que remarcar el hecho de que la cuestión no radica en 'subir -o no- pensiones', sino sobre si se reducen; eso es la consecuencia del, ya, no regularizarlas por cada IPC.
   
España es de las pocas economías en que NO... se actualizan (pues el índice de 'revalorización' en la Ley es realmente una broma macabra). Alguien le habría soplado a Rajoy que sólo 2 países lo hacen con el IPC, lo cual puede ser cierto solo a medias pues los otros o bien lo hacen con la evolución de la economía (PIB nominal) o con salarios, y ambas variables llevan ya un componente de precios. 
   
En esos otros casos la actualización no se limita a mantener el valor adquisitivo de las pensiones, lo cual se daría por descontado, sino además intenta que participen de algún modo en bonanzas de la economía cuando se producen. Y los jubilados españoles estarían encantados de que sus prestaciones se regularizasen de acuerdo con cualquier evolución... nominal de la economía, o de los salarios. Saldrían sin duda ganando.
              
  
Tanto Ciudadanos como PP y el Gobierno pretenden engañar a los jubilados limitando posible mejorar a "sólo las pensiones mínimas y de viudedad"...
  
Deberían tener claro el cómo en España ninguna pensión es alta. La jubilación máxima lleva bloqueada desde hace 30 años, de manera que son muchos los jubilados que están cobrando una prestación menor de la que les correspondería de acuerdo con su cotización. Los gobiernos son proclives a realizar una única política redistributiva, la que transfiere fondos de los pobres a los muy pobres.
  
 

 
  


Entre los pensionistas hay muy pocos ricos; economías sencillas, como mucho, clase media, pero 'clase media' de verdad y no la que pinta Albert Rivera en sus peticiones de bonificaciones y subvenciones. Los niveles medios y altos de las pensiones hacen referencia en su mayor parte a trabajadores muy normales, incluso modestos, que simplemente han cotizado a lo largo de toda su vida profesional. Tratarles como ricos y manifestar que solo se van a subir -mejor dicho, que no se van a bajar- las pensiones mínimas no tiene sentido.    
    
  
En cuanto a las pensiones de viudedad, hay cosas difícilmente explicables. La Biblia establece como una de las principales obligaciones religiosas la de socorrer a los huérfanos y a las viudas, hasta el extremo de instituir la ley del levirato, exigencia de casarse con la viuda del hermano difunto. Esa condición de debilidad social de las viudas se ha perpetuado a lo largo del tiempo y ha llegado a nuestra sociedad capitalista desde el momento en que era el marido el que trabajaba fuera de casa y el que proporcionaba los recursos económicos. Su defunción era un drama para la familia. Pero la situación hace tiempo que va cambiando
     
La incorporación de la mujer al mercado laboral hace que, en primer lugar, tengamos que hablar también del viudo y, en segundo lugar, que las circunstancias económicas se hayan modificado. Sin embargo, se produce la inconsistencia de que la pensión de viudedad es compatible con todas las rentas del trabajo (cosa que no ocurre en otros países como Francia, Italia o Alemania), pero en cambio... no de jubilación. En cualquier caso, en las circunstancias actuales no se puede decir que todas las pensiones de viudedad sean las más necesitadas de subida.
   
Ciudadanos, PP y el Gobierno quieren liarnos también estableciendo la posible mejora mediante una reducción en el IRPF. Es curiosa la buena prensa que en ciertos ambientes tiene la rebaja de impuestos y la repulsa que suscita el incremento del gasto, cuando en principio tendrían que tener unos mismos efectos macro-económicos. Los resultados distributivos, sin embargo, casi siempre son distintos. 
    
Las minoraciones impositivas son mucho menos transparentes y, como van unidas a otras muchas variables, nunca se sabe a quién benefician y sobre todo en qué medida. Eso es lo que ocurre con la oferta que Rivera va pregonando para ocultar su falta de propuestas para los pensionistas. La subida del límite exento desde 12.000 a 14.000 € precisamente no implica el que sí se les ayude a los perceptores de tales rentas, quienes podrían estar ya exentos. 
  
Se quiere beneficiar a todos los contribuyentes por tal caso y en mayor modo a los que tengan tipo marginal más alto, es decir, de rentas superiores. Debemos esperar que ni los pensionistas ni las clases bajas se dejen engañar. Cuando oigan hablar de reducciones de gravámenes en impuestos progresivos como los del IRPF, deberían echarse a temblar porque casi seguro que por uno u otro caso terminan resultando perjudicados.
  
Tampoco parece que ni el PSOE ni Podemos se aclaren mucho en esta materia. Su actuación, demasiado sesgada por sus intereses electorales, no termina de abandonar el reducido círculo de las cotizaciones, del fondo de reserva y considerar las pensiones como un problema diferente (¡?) al del resto de las prestaciones y servicios del Estado de bienestar. 
    
Sobre todo, son incapaces de hablar claro a los ciudadanos y de decirles abiertamente que todo ello solo es posible manteniendo un sistema fiscal potente, estructurado y progresivo, que hay que subir los impuestos, y que lo que pone en peligro las pensiones y el resto de logros del Estado social, han sido rebajas fiscales que practicaron tanto PSOE como PP de forma un tanto demagógica desde mediados los 1980...
  
Proponer impuestos a la banca está muy bien y tiene muy buena prensa, pero que nadie crea que con ello está resuelto el problema. Detrás de los bancos casi nunca se sabe quién hay o, lo que es peor, está el Estado que termina haciéndose cargo de las insolvencias. Lo importante es gravar a los banqueros, a los accionistas y a los ejecutivos, aunque... no solo en la banca, sino de otras muchas empresas. En general, restituir la imposición de las rentas de capital a las que casi se ha eximido de tributar y reformar globalmente todos los impuestos directos (o sea: IRPF, Sociedades, Sucesiones y Patrimonio) para que recuperen la virtualidad de la que se les ha privado a lo largo de las tres últimas décadas. 
    
El mensaje de que hay que subir los impuestos no es fácil para una formación política, pero, si de verdad quieren ser creíbles, no tendrán más remedio que afrontarlo. Todo lo demás es demagogia y pretender engañar al personal, y al personal no se le engaña tan fácilmente."

   

El Gobierno del PP, aun minoritario en su representación parlamentaria, nos demuestra ser incorregible con respecto al atraco de Pensiones devaluadas por inflación...
              
Pero los Partidos de la Oposición, que se apresuran a sumar Mayoría cuando les interesa (como muy recientemente, por ejemplo, para repartirse su control sobre RTVE), tampoco quisieron imponer actualizaciones mínimas del IPC...
                  
¿Hasta cuándo las Ciudadanías permanecerán tolerando todo ello -tan pasivas mentes...- no retirándoles cada voto a 'hunos y otr@s', cómplices...?