miércoles, 18 de octubre de 2017

¿"Hablemos, parlem"...? ¡Sí, ocupémonos de nuestras vidas, no tratando 'su Tema' solo...!

     
 
Por hacerle t@nto caso a intereses muy particulares de las Castas, aquí durante años la inmensa mayoría de análisis y debates han estado monopolizados por aquel "asunto único" -sucesiva mente...- dictado para cada temporada: 'Proceso de Paz', 'Estatut', 'Plan Ibarreche', 'Procès del 9-N', 'No es no', 'DUI del 1-O', etc.     
   
Según el 2º Principio físico de la Termodinámica Universal: construir cualquier forma -'ordenada'- cuesta mucho... mas, en cambio, su estallido destructor rapidísimo siempre puede suceder (y esta verdad material vale para todo).

Al fin y a la postre, se podría "comprender..." si algunos (catalanes en Cataluña, hoy, por ejemplo; aunque no sean ellos ni allá, o ahora, sola mente) caen por el delirio de los ensimismamientos con lo 'propio', claro está. Pero aun así, quien se despepite a propósito del 'ombliguismo' ajeno desmesurado es otr@ c@s@; y debería, quizás, hacérselo mirar muy urgente: ¡como si acaso no tuviéramos temas bien próximos, aquí mismo acuciantes, para ocuparnos con mucha mayor preferencia!

Apabullan los catálogos de cuestiones decisivas para nuestra más grave actualidad comunitaria que todavía permanecen procrastinadas entre una estupefaciente indiferencia social: Endeudamiento insostenible, Recortes del bienestar, Salarios en recesión, Siniestros laborales creciendo, Jubilaciones bajo mínimos, Rentas bajo nivel de pobreza y más etcétera; tal cual hundimientos demográficos:    
 
     
“Nos enfrentaremos a una ola del envejecimiento: la edad más numerosa entre población española de hoy son los 40 años, dentro de una década serán 50 […] Vamos hacia una sociedad absolutamente llena de mayores, lo cual estaría muy bien si no fuera porque no hay gente joven para compensarlo. En España, nacen menos niños que por el siglo XVIII. Es verdad que se redujo la mortalidad infantil; pero si no aumentan estas tasas en natalidades, cada año nos nacerán otros 2% menos de niños…

Tenemos las 3 provincias con récord mundial en balances entre muertes y nacimientos (de las que tienen al menos 100.000 habitantes). En Zamora, durante 2016 por cada nacido más hubo casi 4 muertos. En Lugo y Orense hay otras 2 muertes, hoy, por cada neonato. No sólo es que tengamos la menor tasa de fecundidad -para Europa- sino que los últimos 20 años esta España tiene las menores tasas de natalidades, del mundo, como promedio…

Cuando yo nací, nacieron el triple de niños que ahora en Asturias: es la primera región de toda Europa donde, si nada cambiase, su población desaparecerá… El número de las personas era decisivo para un desarrollo de los pueblos, históricamente. Pero […] si produces 20 veces lo que una persona primitiva, aunque tengas la mitad de gente, aún producirás más…

Ahora que por el 'Tercer Mundo' están emergiendo, la productividad media de su población se va igualando a las nuestras, con lo cual aquel ‘número de personas’ vuelve a ser decisivo. Cuando China haya igualado en productividad a EE.UU tendrá entre 4 y 5 veces ya su PIB. Los europeos tenderíamos a la irrelevancia… En Occidente necesitamos pensar que le debemos a las comunidades, y la Humanidad, el tener hijos. No pasará nada si no los tiene alguien, pero la mayoría debe tenerlos...
  
    
El País Vasco ha sido en natalidad un desastre; ahora va repuntando un poquito, pero era la región de toda España que más había envejecido desde que se murió Franco... Y en Cataluña su natalidad nativa, por catalanes ‘de pura cepa’, es la menor históricamente. He ahí una de las razones del que haya necesitado tanta inmigración. Cataluña mejora sus cifras globales gracias a los magrebíes. Casi la mitad de los niños que nacen o viven hoy en Catalunya ni son de padres españoles, tan siquiera; no ya catalanes.

La Cataluña del futuro no será española, no; ¡mas tampoco catalana! Si consiguen integrar a los inmigrantes, muy bien. Pero como no, serían una sociedad fracturada y dual: en Gerona, son hijos de musulmanes el 20% entre todos los niños que nacen; hasta otros 15% para Tarragona, o Lérida, y por Barcelona un 12%...
 
En Europa hay 10 países ‘de primera’ cuyo primer ministro o equivalente no tiene niños. En Alemania, entre los 2 últimos cancilleres, Schröder y Merkel, se casaron 6 veces ya… pero han tenido 0 hijos biológicos; aunque también están Francia, Italia, Reino Unido, los 3 primeros ministros del Be-Ne-Lux, Suiza, Irlanda o Suecia (hace 80 años tan sólo había dos ‘números uno’ que no tenían hijos: Hitler y Manuel Azaña)...
 
Si los líderes hoy no tienen hijos y tampoco la familia está en el discurso público es difícil fomentar más natalidad, mas Occidente tiene una gran satisfacción de lo conseguido en estos últimos 200 años [...] Se han superado situaciones de precariedad, del morirnos por todo tipo de enfermedades; las mujeres han conseguido igualdad, vivimos en sociedad mucho menos autoritaria, donde hay una libertad teórica del pensamiento... Y, sin embargo, cuando se han cuestionado determinadas verdades a degüello se lanza la gente…
  
     
Es un problema complejo que va ligado al modelo social […] Habría que incentivar (según el conservador), ayudar (para un social-demócrata) o compensar (de acuerdo con aquellos más liberales), cada uno en su ideología lo que quiera… Pero hay que subvencionar a las familias una parte significativa del cuanto -de más- les cuesta tener niños
 
Tal compensación tiene que centrarse sobre la mujer; pero no sólo… También el hombre juega un papel importante. Y hay que tener cuidado con favorecer sólo a la mujer que trabaje fuera del hogar, como ahora. Si queremos incentivar la natalidad tiene que ser a todo tipo de mujeres, no sólo a unas en función de la ideología
  
   
Antes de nada debe pensarse que tener hijos completa la vida, el cariño no te lo va a poder dar una máquina […] Lo real es que la 'esperanza de vida' crece pero en […] una sociedad menguante: lastrada en lo económico y afectivo. Los ancianos son caros, pesados de cuidar… Veremos cosas moralmente indeseables. La presión hacia unas 'eutanasias' no deseadas va, seguro, a ser creciente; porque son escasos los recursos…”
 
  

 
Lo que no se le debería ocurrir ni a quien obtuvo fama por ser aquel que asó las mantecas es echar en saco roto tan contundentes realidades -de todos los órdenes- por seguir absortos como meros espectadores distantes las "noticias únicas" del culebrón... sobre "DUI, sí o no", absurdo e inane dilema-trampa: CatalEXIT... a  mentes...
  

 

jueves, 5 de octubre de 2017

Reconocimiento con gratitud (in memoriam) al lógico y filósofo, más ecologista, Jesús Mosterín


  
¡Hasta siempre, tío! 
 
Acabas de despedirte como ya te conocíamos, sin ruidos y tranquilo. Te marchaste un 'Día Mundial de los Animales', aquellos a los que tanto ayudaste con tus libros y lecciones a lo largo de tu vida.
 
Disfrutaste de tu trabajo con tanta pasión que no precisabas vacaciones, qué mejor sino el ejercer tus trabajos: pensar, escribir, charlar.
 
Tu larga trayectoria profesional y defensa sobre los derechos de los animales hablarán bien por ti.
 
Te recordaremos con una calmada sonrisa, tu racionalidad nos permite afrontar entre menos dolor esta pérdida; pero costará desprendernos de la emotividad.
 
(Irina Mosterín Álvarez, 5/10/2017, El País)
  
 
"Podría haberme muerto ya. Y en algún momento moriré. Espero no morirme demasiado pronto, pues todavía tengo proyectos que realizar; pero también espero no morirme demasiado tarde, después de alguna etapa de sufrimiento inútil. Por ahora, no tengo ganas de morirme. Pero no tengo tampoco la intención insensata de vivir el mayor tiempo posible, por grandes que puedan ser el deterioro físico o la incapacidad intelectual.
   
En la película de Ingmar Bergman 'El séptimo sello', Max von Sydow juega con la muerte al ajedrez. Si yo pudiera tener una entrevista con la parca, no le pediría inmortalidad ni la vida larguísima, sino que me dejase a mí decidir el momento para la cita inevitable, comprometiéndome a no abusar de este derecho, sino a invocarlo solo en el momento oportuno. La muerte que yo preferiría sería suicidio sereno y asistido."  [Jesús Mosterín, 2014]  
 
 
"Su exposición de la filosofía de Plotino es lo más claro y preciso que he leído nunca (pese a que sus valoraciones de Plotino eran muy negativas: prueba inequívoca de honradez intelectual)… Un profesor integrista cuyo nombre no diré arrojaba medallitas de la Virgen al estanque del patio de Letras de la universidad [de Barcelona] cada vez que se cruzaba con él entre clase y clase (tanto a él como a Emilio Lledó los consideraba encarnaciones del maligno, o algo así). Marginado Manuel Sacristán por (sin)razones políticas, Mosterín fue quien introdujo la lógica moderna en la UB, dejando en herencia uno de los departamentos de lógica más prestigiosos en España (y probablemente de Europa)..."  [Miguel Candel, 2017]
  
 
"Sucintamente, y olvidándonos de muchas entradas: Jesús Mosterín (Bilbao, 1941) falleció la madrugada del pasado miércoles en Barcelona. Desde 1982, fue catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia en la Universidad de Barcelona y, desde 1996, profesor de Investigación para el CSIC así como un "Fellow del Center for Philosophy of Science" (Pittsburgh). El profesor Jesús Mosterín fue uno entre los introductores de las filosofías analíticas, la lógica matemática y filosofía de las ciencias, tanto en España como para Latinoamérica.
 
Fue autor de 28 libros, entre ellos Teoría axiomática de conjuntos, Historia de la Filosofía (con 5 volúmenes), La naturaleza humana, La cultura de la libertad, Lo mejor posible: racionalidad y acción humana, La cultura humana, Diccionario de Lógica y Filosofía de la Ciencia (junto con Roberto Torretti), Los cristianos y A favor de los toros...
 
 
Le pedí ayuda cuando colaboré en la edición de un libro de lógica de Manuel Sacristán y, como siempre cuando se trataba del traductor de El capital (ambos estudiaron Lógicas y Epistemologías en los departamentos de Lógica y Fundamentos de la Ciencia de la Universidad de Münster, en Westfalia), se ofreció a resolver cualquier duda que pudiera tener. Dedicó tiempo a ello. En varios encuentros, en su amplio despacho de la facultad de Pedralbes.
 
Por aquellas fechas le pedí una entrevista para el libro Acerca de Manuel Sacristán que publicaría Destino en 1996... Y el lector/a podrá juzgar su aproximación. Excelente en mi opinión. Muchos puntos les unían a pesar de su distancia política: el interés por la filosofía de la lógica (y por la lógica estrictamente) y por la ecología y el ecologismo temperado, crítico e informado (aunque Mosterín nunca fue, propiamente, un activista)...
  
  
La situación -política y cultural- de Cataluña bajo una hegemonía nacionalista no fue de su agrado. Durante mucho tiempo, desde hacía décadas.
 
Fue partidario de  la eutanasia, uno de sus combates poliéticos más importantes, y de un trato adecuado con los animales, uno de sus grandes temas en sus últimos años. Se mantuvo firme en su oposición a la corrida de toros y a favor de estos últimos. Colaboró siempre que pudo en este combate inmerso, para él, entre sus luchas a favor de derechos para los animales...
 
 
No es imposible que su fallecimiento (cáncer de pulmón) esté relacionado con la industria criminal del amianto. Habló de ello mediante alguno de sus últimos artículos: Jesús Mosterín, Una cita con la parca [24 de marzo del 2015]...
 
Con las siguientes palabras finalizaba el profesor Mosterín (“Monster le llamábamos algunos de sus alumnos), ese texto:
"Todos los seres vivos somos configuraciones efímeras de las partículas de que estamos hechos, pompas de jabón, fogonazos fugaces, olas en el océano inmenso de la realidad. Biológicamente, y como ya sabía Aristóteles, la única posibilidad del sobrevivir a las muertes, aunque solo muy provisionalmente, es la reproducción. Nuestros genes siguen su camino en nuestros descendientes (los míos, en mis 7 nietos), pero eso su camino es, y no el nuestro, e incluso este linaje tiene los días contados. 
    
 
Subjetivamente, la vida es formidable, y maravillosa, en aquella medida que tiene componentes formidables y maravillosos. Cuando ya no los tenga en absoluto, sino todo lo contrario, puede convertirse la vida en una farsa sin sentido cuya única solución es la muerte.  
La muerte del organismo es valorativamente neutral; no tiene nada de bueno ni de malo. Y es lo más natural del mundo."  
Sí, "(...) la vida es formidable y maravillosa en aquella medida que tenga componentes formidables y maravillosos”. En la nuestra, en la de muchos de sus estudiantes (sin olvidarnos de algunos desaires puntuales: no siempre conseguíamos estar a su altura y rapidez intelectual), su presencia fue -ha sido y seguirá siendo- uno de tales componentes formidables."
 
    
 

sábado, 30 de septiembre de 2017

El novedoso 'Sindicato de Inquilin@s': otro instrumento defensivo de lucha, en Madrid

 
  
En la Europa más próspera y culta, según Escandinavia, Suiza o Alemania son ahora, unas mayorías entre toda su gente viven de alquiler. Y hasta los países más afectados por el neoliberalismo, como Reino Unido es, cuentan con grandísimas cuotas -del municipio, sindicales, etc.- referidas a vivienda social arrendable: tales mínimos logra un 'Estado de Bienestar', inédito aún por aquí...
 
Pero ahora, como antes de ayer, Spain is different (quienes dicen 'Somos la izquierda' están enfervorecidos hoy por sus despistadas prioridades del 'reconocérsenos -ya- Nación de naciones'; y otras aguerridas filas en 'Podemos' militantes proclaman febriles juzgando tan alarmante como 'terrible o gravísimo que les prohíban el derecho a -unilateral mente- decidir... soberanía' de Catalunya)...!

Aquí, pues, cualquier hogar hispano cree tener claro que le 'interesa' la opción practicada del ser propietarios... Y sus administraciones públicas han decidido construir casas que dicen "sortear" entre quienes aspiren al ser sus titulares, aunque algunas veces hay casos adjudicándose -'directas'- para socios de las Castas, tan bien...
 
Es el truco de los grandes (Villar Mir, Florentino Pérez, etc.) convenciendo siempre a cada familia del que si 'la burbuja inmobiliaria' inflase precios para sus domicilios ya estaría enriqueciéndose todo quisque con tamaña especulación...
  
No hay ningún otro Estado en el cual un Vicepresidente "socialista" -como Boyer- dé nombre a Ley que arrebata legítimos derechos adquiridos antes por los inquilinos; ni donde alguna ministra de Vivienda dizque "progresista..." también cambie regulación para más 'agilizar desahucios exprés', igual a lo por la "ZetaPerista" doña Carme Chacón ya hecho...
  
Pero no todo será tonta pasividad entretenida con mantras ideológicos inanes. Veamos alguien que aquí ahora tiene claro cómo está 'Todo por hacer':
 
  

* Jose, Alicia y Ernesto son jóvenes con edades entre 30 y 35 años que comparten un piso en Arganzuela de 75 m2. Ella estudia mientras que los otros cobran un salario que no supera los 1.150 € mensuales. En julio del 2014 firmaron un contrato de 3 años por 800 €/mes. Y a principios de junio del 2017, otros 3 años más tarde, su case­ro les ha comunicado que con el nuevo con­trato quiere subir su alquiler hasta 1.100 €. Ha visto en Idealista cómo el precio del m2 ha subido estos años y no quiere perder dinero. Jose, Alicia y Ernesto tienen 2 opciones: o ceder y pagar todavía más o marcharse a un piso más barato, seguramente en otro barrio distinto. El casero no está preocu­pado, porque sabe que si ellas no aceptan la subida sí habrá otras muchas personas dispuestas a pagar ese nuevo precio.
 
 * Fátima es una mujer soltera que vive de alquiler en una vivienda en Villaverde. Paga 300 € al mes por una vivienda que –afirma- está en muy malas condiciones. Ella traba­ja como empleada del hogar en un barrio del norte de Madrid. Cobra 800 €/mes por una jornada de 7 horas diarias. La familia más acomodada para la que trabaja le ha comu­nicado que desde septiembre le reducirán la jornada y pasará entonces a cobrar 500 € mensuales. Casi al mismo momento, su casero -un propietario particular- le ha dicho que cuando venza el contrato de arrendamiento a finales del año le subirá su alquiler hasta 400 €. Está desesperada porque no cree poder pagarlo ni sabe qué hacer. Con un salario como el suyo es prácticamente imposible sobrevivir en Madrid. También está preocu­pada porque un primo y su familia están con el mismo problema. Pagan por su piso 450 € al mes pero su casero, también otro propietario particu­lar, quiere subirles dicho alquiler hasta 600 € a fina­les de julio, cuando vencerá el vigente contrato.
  
 * Flor vivía con sus 2 hijos en un piso de alquiler propiedad de CaixaBank por Ca­rabanchel. Accedió hasta él a través de un pro­grama especial para el alquiler y pagaba 643 €/mes. Hace un año perdió su trabajo en la hostelería y desde aquel entonces está ‘parada’, sin poder recibir prestación por desempleo porque gran parte de su jornada laboral la cobraba ‘en negro’... Tras hacer unos trámites, consiguió que la Comunidad de Madrid le concediera una REMI por 580 € mensuales. Mas a los 2 meses tuvo que dejar de pagar el alquiler por no poder asumirlo. Además, tenía que pagar las facturas de los sumi­nistros, ascendiendo a casi 80 € al mes. Dada la situación, Flor decidió seguir dentro del piso en situación irregular. Tuvo un primer desahucio, que consiguió paralizar con ayuda del Grupo de Vivienda en su barrio; y otro segundo, el pasado 29 de junio.
   
 
 * Luz Mari buscó un piso en alquiler por la zona pero los pre­cios eran demasiado altos para sus ingresos. Cuando encontraba un piso algo más barato le pedían fianzas de hasta 6 meses, garantías y el mes para las agencias inmobilia­rias: casi 3.500 € para entrar a vivir en un piso, imposible de asumir por ella. En medio de la desesperación e impotencia Luz Mari ha decidido pasar a okupar una vivienda propiedad actual de Bankia. Tiene muy claro que no debe resignarse a quedar en la calle con sus hijos mientras por su barrio hay decenas de casas vacías.
 
 * Laura y Antonio son una pareja que vive okupando una vivienda en Usera. Él co­bra 350 € por pensión de incapacidad y ella trabaja como empleada del hogar, ganan­do 850 € al mes. Laura está embarazada de 6 meses. El propietario del piso les ha denunciado por usurpación y el pasado 3 de julio tuvieron un primer desahucio, que consiguieron aplazar gracias al apoyo del Grupo de Vivienda en Usera. Como ‘solución habitacional’ han intentado buscar un piso en alquiler pero los precios y las condiciones siempre se lo impiden. Los caseros les piden un mí­nimo de 600 € mensuales, 3 meses de fianza, más contrato de trabajo fijo a jornada com­pleta con ingresos mayores que 1.800 €: imposible de asumir para ellos. Vol­verán a okupar otro piso.
 
 * María es una madre de 58 años viviendo en alquiler con sus 2 hijos más 3 nietos dentro del mismo piso perteneciente al barrio San Blas. Gana 800 € mensuales trabajando en un centro de ayuda para personas dependientes y paga 400 €/mes como renta. Sus hijos están en paro, aunque a veces consiguen aportar algo de dinero con trabajos esporádicos. Ese alquiler se lo con­cedió el banco en 2013 mediante programa del Fondo Social de Vivienda creado por el Gobierno para poder ‘apoyar’ a familias desahuciadas. En diciembre de 2016 el propietario le mandó una carta comunicándole que había traspa­sado a un Fondo de Inversión propiedad total sobre la vivienda. Su contrato venció a finales de junio del 2017 y el nuevo propietario no está interesado en renovarle más alquileres. Parece que lo que quisiera es reformarlo y vender o alquilar a un precio superior. María está desesperada pues con estos precios actuales no puede pagar un alquiler del mercado, por San Blas ni en ningún otro sitio, y tampoco se atreve a okupar una vivienda.
 
* Patricia es enfermera y está viviendo en un piso compartido del barrio de La Latina. Al cumplir los 30 años decidió buscar una vivienda en alquiler para irse a vivir sola. Tras meses de búsqueda en portales de Internet, nada logró encontrar a un precio que pudiera permitirse con su salario de 1.250 €/mes. Cuando encontraba uno habían llamado ya 20 ó 30 personas antes de poder hacerlo ella. Y además, cuando conseguía una cita, los requisitos que le pedían eran imposibles: hasta 3 meses de fianzas, ava­les, garantías, ¡contrato laboral fijo y a jornada completa! En muchos casos le dijeron que preferían a parejas casadas y con hijos que una mujer soltera: según parece, al casero le daba más seguridad. Finalmente, ha tenido que desistir de la búsqueda y quedarse más en su piso compartido.

  
“Tantos casos representan sólo una muestra de la compleja problemática del alquiler actual que pa­decemos en Madrid y su Área metropolitana: elevados precios en propor­ción a los bajos ingresos de la población, finalizaciones prematuras para los contratos del alquiler como fruto de Reforma en la LAU desde 2013, requisitos imposibles el accederse a un piso, desplazamientos forzados a otros barrios, expulsiones y exclusión del mercado formal, hacinamiento en pisos compartidos, malas calidades de las viviendas… Situaciones todas ellas que generan sufrimientos y frus­tración, especialmente para las familias u hogares de los barrios populares.
 
Es en este contexto, que podemos lla­mar casi ‘emergencia’, cuando un grupo de inquilinas -muchas proviniendo desde los movimientos sociales, como el de la vivien­da, feministas o municipalista- tomamos conciencia sobre la problemática y decidimos organizarnos para intentar ofrecer solucio­nes. A finales del pasado enero, un grupo promo­tor con 15 personas empezamos reuniéndonos en el Banco Expropiado La Canica (Lavapiés) para ver cómo y de qué forma podríamos afrontar los problemas. La idea ya estaba sobre la mesa. Crear algún Sindicato de inquilinas como una herramienta del con­trapoder, para defendernos ante abusos en los caseros, y luchar por alquileres dignos. Tras meses con muchos debates y tra­bajo, el reciente 12 de mayo presentábamos en un Centro –EVA- Social (Arganzuela) nuestro Sindicato para Madrid ante unas 100 personas y varios medios periodísticos que se habían interesado por la iniciativa.
 
Hoy el Sindicato de Inquilinas es herede­ro directo de movimientos por la vivienda como V de Vivienda, que hace ya una déca­da denunciaba las dificultades de acceso a la vivienda para la gente joven, u otros más recientes -como la Plataforma de Afectadas por Hipotecas (PAH) o Grupos de Vivienda en los barrios- que han marcado las agendas polí­ticas y desde autonomía generaron poder popular hacia transformaciones sociales.
  
 
También están en nuestra memoria las huelgas de inquilinas desde finales del siglo XIX -y la década de 1930- en diferentes localizacio­nes a uno u otro lado del charco: desde las huelgas del inquilinato de Buenos Aires durante 1907, pasando hasta Veracruz en torno a 1920 o Santa Cruz de Tenerife y la Bar­celona tomada por CNT de los años 1930; que rezumaban dig­nidad obrera auto-organizada en un contexto impuesto por una crisis política, la migración interior ha­cia las urbes industriales, con gran de­manda de vivienda y unos caseros aprovechándose de la situación para especular con uso y precios de la vivienda. Las principales dife­rencias con respecto a esas épocas estriban en que aquello fue contexto con fuerte organización y alto % de alquileres cuyo margen de presión era mayor; cosa diferente de actuales coyunturas, cuando nos move­mos por contexto en que tal red compleja y creciente de inquilinas urbanas no tiene tanta coyuntura fa­vorable al no ser más del 20% de la población, cuanto menos en Madrid ciudad.
 
Es precisamente toda esa coyuntu­ra tan desfavorable la que nos ha motiva­do, junto al empuje de luchas contra los desahucios y por las viviendas, a la mayoría de personas del grupo promotor en este Sindicato de Inquilinas de Madrid; para ver cómo abordar esta lucha, ya que muchas de nosotras éramos activistas que veníamos de otros colectivos y movimientos sociales, autónomos o vecinales, ligadas también al sindicalismo social: entendiéndolo como nuestra proyección de sin­dicar luchas sociales profundamente atra­vesadas por precariedades (en diferentes aspectos), y que focalice la sostenibilidad de la vida contra las perversiones del capital; desbordando los cauces del sindicalismo de clase tradicional, por atender a la compleja diversidad de luchas urbanas tendiendo alianzas desde los afectos en nuestras vidas cotidianas; procurando sindicar las luchas de ‘kellys’, pensionistas, ‘manteros’, jóvenes precarias o trabajadoras del territorio doméstico. Un sindicalismo, en definitiva, que desde la base y las clases populares construya otras alternativas de vida que merezcan la pena ser vividas.

Nuestro Sindicato se ha estruc­turado en 4 Grupos de trabajo. Por la gran demanda mediática y paralelo a urgencias en problemáticas del alquiler, una primera comisión que funciona des­de momento inicial es para Comu­nicación: encargada de prensa y redes con gestión sobre las portavocías. Después de una pri­mera gran Asamblea general, el 26 de Mayo, se incorporaron otras Comisiones -para Extensión a Barrios, de Asesoramiento y del Argumentario- que se reúnen en momen­tos distintos a las asambleas; las cuales a su vez venimos celebrándolas con periodicidad quincenal, los viernes alternativos a las 18:30 en el Espacio Vecinal Arganzuela. 

La relación con las PAH, la Obra Social Madrid más Coordinadoras de Viviendas es una cuestión que también nos preocupaba y queremos construirla con mimbres fuertes y duraderos; porque somos conscientes de que han sentado bases para un movimiento por la vivienda muy amplio, popular, diverso y empoderado. Un movimiento al cual nos queríamos ads­cribir, manteniendo vasos comunicantes con esas luchas que, desde nuestra posición in­cipiente, comparten mismo espíritu que el nuestro, resumible por la frase “vamos lentas porque vamos lejos”.
   
 
Nuestro objetivo principal es defender unas condiciones habitacionales adecuadas y dignas en los hogares precarios no pro­pietarios (directos y, de forma indirecta, okupas o no in­dependientes). Incluiríamos aquí dentro del ‘sujeto’ no sólo a hogares de inquilinos sino aquellos que serían poten­ciales pero se hallan expulsados o excluidos del mercado del al­quiler. Este gran objetivo se desgrana en otros como reducción de los precios del alquiler, mejora en la calidad para las viviendas, mayores facilidades de acceso al alquiler (contratos más favorables a las inquilinas, tema de fian­zas, limitar abusos por los propie­tarios), apoyar a los hogares en sus conflictos con propietarios, paralizar o revertir la expulsión de los hogares precarios no propie­tarios que viven por el centro y la semi-periferia al exterior fruto de los precios del alquiler frenando procesos de turistificación que se dan fun­damentalmente por ‘la almendra central’.
  
Apoyar a los hogares con la defensa de sus derechos como inquilinas, en definitiva. Para poder alcanzar estos objetivos queremos que sea el Sindicato un instrumento de presión al Estado y a las instituciones públicas, para lograr la intervención-regula­ción en los precios o condiciones de mercado del alquiler, presionar por una derogación de la LAU y exi­gir legislación que nos ofrezca garantías para el acceso a la vivien­da en condiciones dignas.
 
En realidad, nuestros objetivos más concretos están por definir a medida que conectemos con diferentes ba­rrios y sus realidades sociales. Pero sí que hay dos herramientas muy claras que a corto plazo ya tenemos claras: la movilización so­cial en la calle más intervención del merca­do de alquiler. Esto nos da la potencialidad de seguir lidiando a medida que conocemos casos reales en los cuales hayan obtenido sus primeras vic­torias frente al capital inmobiliario. Ahí están las paralizaciones a desahucios, los realojos y obras sociales de la PAH, o cierta victoria del Bloque Arganzuela contra URBANIA…
 
Mientras tanto aquí seguimos, ‘perrean­do’ y luchando en nuestros barrios contras los caseros y las inmobiliarias para que no nos expulsen de nuestros hogares; entre tanto decimos alto y claro que la vivienda es un derecho, no mero comercio. Más información en www.inquilinato.org..."
 
[En 'Todo por hacer' nº 78 -gratuito- de julio del 2017)]
       

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Recapitulando, por 'El bebedor de los arroyos'...

  
 
  
Casi... veinte años... no es nada; de acuerdo, mas...

Esta persistencia tratando de mantener lo insostenible solo corre pareja, siempre, con el firmísimo andar fluyendo que a diario podríamos -tan bien, y muy clara mente...- descubrir en todas nuestras cosas.

Pero, aun así, estate solo aquí en lo que ahora estás... Y enterándote...
  
 
Yendo de Fondeo as Morrendas xunto Ribeira de Piquín o Santalla d' Oscos
    
 
“Ya ni siquiera presentimos                
y luego nos quedamos asombrados...
  
Vladimir Holan                               
    
 

A D V E R T E N C I A (…)


 He ahí (…)

el tramposo (...), tiranos jugando como attilas de Novecento (…)
Y ahora tú, amigo solitario, busca que te busca (…)
En ascuas como ellos, también tú, rebuscando (…) 
Deja que caiga fuego (…) No permitas que fallen los oráculos.
Ni que avance hasta tu ahora ningún hombre sin recuerdos.


I

(…)
Vi que el abandono sucedía en aquel instante en que por él me
preguntaba.
Vi que las cosas terribles que en mi mano imaginaba ya habían
ocurrido.
(…)


II

Pues, realmente, ¿cuándo sucedió cuanto ocurrió a espaldas de 
Edipo, el harapiento?
El momento en que sótanos desvelan los sucesos, ¿no es acaso
el tiempo único de los acontecimientos?
(…)

 
III
 
(…)
¿Podrías jurar tres veces que ningún tambor les precedía?
¿O es que no hacen ruido los saleros al caerse boca abajo?
Y si a la hora de los postres ya nadie decía una palabra, ¿cómo es
que no oíste a los gusanos trabajar en las manzanas?
 
 
   

IV

(…)
Y no se oyó.
Y fue anterior al que pronuncian las vasijas o (…) contra el suelo.
(…)


V

Se oía.
(…)
Y entonces (…)
 

VI

(…) ¿eras o no eras un verdadero amante de acertijos?

 
IX

(…)
¿Y aún quieres preguntarle al suelo dónde está el pasado?


X

El silencio,
el que contrata a sus peones por los alrededores del miedo
y los pone a trabajar para el olvido.
(…)
A veces me pongo a recordar cómo era aquel silencio anterior a
la rotura de las lilas, porque todavía no era abril en las afueras
y en algunos comedores los cubiertos nos rozaban levemente,
evitando los feroces modos del metal contra la médula.
(…)


XI

(…)
Pregúntale a la nieve por qué fue ella quien se quedó de piedra.
 
  
 
  
XII
 
El camino que se estrecha entre las peñas deja escaso sitio a 
la razón: nadie entra ahí a discutir qué es lo primero.
(…)
¿Vienen o van a Delfos tus caballos? (…)

 
XIII

(…)
Más de uno se sacó los ojos.
 

XIV

(…)
Ver, no ver. Amar, no amar. Ni siquiera tal distribución en la
memoria compone una balanza que indulte el alba.
(…)


XV

(…)
¿Los ojos? ¿Y qué harán los ojos? ¿No ves que es ya insufrible 
tanta claridad?

 
XIX

Nada, ni siquiera la vergüenza, cambia una verdad ya terminada.
Es la limpia llanura mate de los puzzles acabados veinte veces.
Por eso, nada. Ni un pelo de punta ante las fotos reveladas con
retraso.
(…)
 

   
XX

En la triple encrucijada de los fines de semana cualquier nube se
aprieta y se hace ojo que faena en los cestos de carbón.
Lo urgente es darse cara a cara con un ángel cuyo rastro está
encerrado en las leñeras.
(…)
Tu reflejo, en los ojos del ciego, es una hoguera hipnótica de ideas y
poemas.
Ya no vives de sentimientos ni de hechos.


XXII

(…)
Tienes que pasar por esto, respondió (…) Y no cuentes con
nada más para ponerte en marcha.
Pero, una y otra vez, De esta tierra arrójame ya cuanto antes,
insistía el ciego.
(…)

 
XXIII

(…)
¿Y el resto? ¿Y todo lo que dejabas para después de la muerte?
(…)
 

XXIX

(…)
Una y otra vez el mismo verso de vuelta abriendo el suelo: ¿valió
la pena, viejo, de veras conocer valió la pena?
(…)
 
Por Vilagocende, al pie de actual gran fervenza
 
  
 
XXXIII

¿Eres o no eres, viejo, el resumen de tus hechos?
(…) 

 
XXXVI

Sólo son vestigios de peligro lo que te hace vivir de nuevo:
La mirada que te agarra o azuza el paso, la que inmóvil permanece
frente a ti como los pozos.
La que ya no puede ser para olvidar, la que brilla en los brocales,
deslizantes, poro a poro.
La que te hace saber de nuevo que no hay más luz que la que sube
presentida, ni mayor dolor que ese quietismo sin excusa en los
cubos y poleas del silencio.
(…)

 
XXXVII

Eres, viejo, el bebedor de los arroyos: el infante entablillado que  
con teas incendiarias se desbocó una noche hasta unos ojos.
(…)
Eres el bebedor de los arroyos, recuérdalo. No vuelvas a temblar en
julio por la gota fría de unos vientos propios del invierno,
ni vuelva la memoria a ser consecutiva de los días venideros.
(…)