viernes, 19 de diciembre de 2014

Bajamos accidentes en Tráficos, y consumo del tabaco; no Siniestros laborales ni Fraude fiscal

 
El futuro no lo tendremos escrito, irremediable mente, nunca. Unas voluntades reales -o activas- y sus esfuerzos consiguientes determinan que cuanto pasa nos afecte de una u otra manera, como colectividades e individuos... Podemos... mas tan sólo si -de veras, con "Tolerancia Cero", para la permisividad total en contra- lo queremos...
 
Está claro que hacer alguna 'chapucilla' cobrándolo como trueque -sin factura o en especie- nunca podría ser visto demasiado lesivo para nadie, realmente (ni tampoco cabe juzgarse letal el fumarnos, tan sólo, algunos pitillos)... Aunque tales correlaciones, en general, siguen constatando -¡ay!- algo ciertísimo:
 
 
Por fortuna, unas campañas agresivas -muy en especial contra los bolsillos de quien incumple la Norma...- reducen sin cesar las mortalidades del tráfico rodado sobre nuestras Carreteras.


 
Sin embargo, todas las últimas estimaciones de solventes Organismos internacionales demuestran cuantísimo aquí en España mantenemos excepcional conformismo frente al sostenerse demasiada evasión de [nuestros] Impuestos o/y cotizaciones a la Seguridad Social...
 
 
Igual mente, una determinada Opción a fin de perseguir realmente -cual se necesita- un Plan Integral implantando políticas decididas contra el consumo del tabaco ha logrado reducirlo con rapidez espectacular entre nuestra Conciudadanía. 
 
 
Pero, contrastando en opuesto sentido a los mencionados éxitos anteriores, el resultado de las enfáticas proclamas en pos del -al fin- bajar incumplimiento delictivo con la común Hacienda y [nuestra...] Seguridad Social en España siguió aun hasta hoy sin verse nunca.  
 
 
Tan sólo escuchamos voces preocupadas por el (aumento de nuestros) PIB, sin quererse nunca oír todavía los avisos desde muy autorizadas fuentes que han mostrado ya cómo tal indicador macroeconómico no es garantía de mayor Salud o Bienestar Público.
 
 
En cambio, lo que se demostró ya con pormenorizados datos es una directa Consecuencia de cualquier mayor Desigualdad en términos inequívocamente mostrables por (¡sin dudar...!) Pobreza social e inseguridades, tanto sanitarias cuanto jurídicas, vitales o psicológicas.  
 
 
Y precio a pagar por los más prósperos países civilizados entre todo nuestro desarrollado 'Primer Mundo' Global, en definitiva, son Políticas Fiscales Redistributivas que -al minorar las desigualdades de ingresos excesivas...- atacan con más eficacia toda la indeseable Pobreza siempre supuestamente "ya erradicándose"...
 
 
Mas aquí ahora, según el F.M.I en detalles lo contabiliza, España se hunde a la cola de los Estados -con sus escasísimos resultados, comparados frente al resto entre toda nuestra Unión Europea, por ejemplo...- en cuanto impacto redistributivo de Fiscalidades: pues nuestro Erario sigue condenado sin remisión, soportando aquella sangría de abusivos Fraudes o/y elusión del cotizar (social mente) descrita ya, tan demasiado por encima de lo admisible hoy para nuestros entornos...
 

viernes, 12 de diciembre de 2014

Mas, en definitiva y como resumen: ¿aquí hoy... respecto de la RENTA BÁSICA qué, PODEMOS?


Sendos principios -elementales, o clarísimos, pero nunca esgrimidos por nuestras ClAseS PolíTicAS...- marcan una diferencia entre lo que podrá ser de Justicia y cuanto son más ilusionismos con Demagogia, tan solo, en realidad: 

Premisas.- 
 Nadie podrá crear NADA -ni darlo- de... GRATIS
 [más bien es Imposible sin Gasto, cóbrese o no...]
.
Propuesta.-
  ¡A cada quien para su Necesidad, básic@, mas
  de cada cual según sus POSIBilidades reaLEs!
  
Cualesquier prestaciones e Ingresos [y 'Rentas', más o menos 'Básicas'], para poder ser ciertos, resultan del todo indisociables de algún Sistema Fiscal recaudatorio en paralelo; ¡o sea, que sobre los cuentos de la leche -ra...piña y "con lo que ya teníamos... más cuanto en el reparto nos toque, vamos a forrarnos..."- nada!

Y modelos conjuntos -paradigmáticos- frente a este caso redistributivo bien pueden tenerse, sin embargo, con los dichos "Impuestos Negativos (hasta /bajo un 'umbral Mínimo... de las Pobrezas... relativas'...) para la Renta"...
  
Pero véase ahora entre 'nuestras realidades nacionales' presentes en España si su actual 'Rey...no va vestido', lo malcubren -tan solo, ya- raídos recortes o rebajas que 'nos restan' desde cuanto se dijo pretender llegar a ser 'Estado Representativo de Derecho, Social y Democrático': aunque hasta hoy bien pocos fueran osando ir contra l@ corriente del 'negacionismo', para cualquiera que a verlo se atreva, es notorio; y por tanto no tendrá nada tampoco de ningún sesgo extremista el señalar tales inopias...
    
Así por ejemplo acaba de manifestarse, tan bien, un ilustre catedrático riguroso y mesurado -como nos consta, directa mente- con su trayectoria cívica radical sin estridencias desde hace casi medio siglo hasta llegar a ser hoy Rector electo para la UNED al tiempo de continuar encabezando una útil ONG ("Economistas sin Fronteras") que fundó asimismo él -Juan A. Gimeno-  décadas atrás. Véanse las persuasivas razones, convincentes, de seguido expuestas:
  
En estos últimos tiempos, y muy especialmente a partir de la presente Crisis económica más aquellas otras Políticas posteriores aplicadas bajo pretexto del controlar nuestro Déficit presupuestario, tanto las Desigualdades de ingresos y riqueza cuanto los índices de Pobrezas (no solo relativa, sino también absoluta) vienen creciendo en forma preocupante.
.
 Aumento en la Desigualdad, tras última legislatura con ZP, aun antes de Rajoy...


Todos los datos y estudios respectivos nos muestran sus gravísimos incrementos de niveles... Y es urgente buscar fórmulas que logren corregir  esta situación.

Una de las propuestas más eficaces en cuanto a ese, cada día pretendido, llegar hasta erradicarla parece que resultaría ser el habilitársenos cierta Renta Básica [de Ciudadanía] efectiva: Ingreso Mínimo bajo forma de Asignación Universal e Incondicionalmente Garantizable Pública (monetaria sin contrapartida ni más compromiso ninguno, por tanto para cualquier ciudadano, o con total independencia respecto de sus circunstancias personales -u otros recursos- así como sobre situaciones familiares y laboral).

Características de la dicha "RB", definitorias en común, serían:
  • Sustituye, integrandolo, a todo subsidio personal preexistente desde cualquier Administración Pública, siempre que sea de nivel igual o inferior al que se fije para la Renta Básica: esto incluye tanto transferencias explícitas (monetarias) como las implícitas (beneficios fiscales de carácter personal); por lo tanto, nunca viene a sumarse a esas prestaciones existentes.
  • A cambio no resta prestaciones  'en especie'  ligadas al Estado del Bienestar -como  Educación  o  Sanidad- y ni siquiera las redes de Asistencia social: esta Renta Básica busca, entre otros objetivos, simplificar las marañas hoy existentes de subsidios, pero no puede entenderse como un pretexto para reducir derechos del acceso a bienes básicos preferentes como los citados.
  • Deberá poder percibirse por cualquier ciudadano con residencia permanente y mayor de edad; los menores tendrían derecho, en su caso, a una prestación menor.
  • No podrá ser nunca directamente objeto de ninguna tributación, si bien hará gravar -desde sus mismos inicios, como regla general- a cualesquier otros posibles ingresos adicionales.
.
Las transferencias monetarias representan un peso fundamental en los Presupuestos de nuestras Administraciones Públicas. De aquéllas, la mayor parte responden a contribuciones previas por parte de los beneficiarios. Y junto a éstas, proliferan una amplia variedad de subsidios a todos los niveles administrativos; por citarse algunos: 'Rentas  de  Inserción'  (con nombre  variado, incluso como "Rentas Básicas", a veces...) en las CC.AA, Pensiones no contributivas y asistenciales, Complementos a mínimos de las pensiones contributivas, Prestaciones por razones familiares, prestaciones LISMI, etc.
  
Como señalan -entre otros- Arriba y Ayala, el sistema de mantenimiento de rentas sigue formado por una maraña de dispositivos orientados a distintos grupos de población, cuya fragmentación y descoordinación se traduce en ausencia de criterios distributivos homogéneos. Dadas estas limitaciones, no  será extraño que nuestras tasas de pobreza en España sean superiores a lo de la mayoría de los países europeos; permaneciéndose sin embargo también aquí con efectos paliativos institucionales de la misma muy inferiores, por debilidad persistente del sistema para garantía de ingresos.
 .

El sistema existente de prestaciones hoy es complejo, heterogéneo y escasamente eficaz... Quizás por ello, buenas partes de los posibles beneficiarios no acceden hasta las Ayudas a que tendrían derecho, mientras  hábiles buscadores de rentas pueden disfrutar distintas en modos acumulativos.
  
Los costes administrativos por gestión ante cualquier Programa sobre sostenimiento de rentas son muy altos en proporción al presupuesto general, tanto para la Administración pública correspondiente como del propio sujeto beneficiario, sometido a farragosos controles y trámites burocráticos. Entre otras disfunciones, está siendo importante el retraso que se sufre desde aquel momento en que se inician los trámites de solicitud y un efectivo disfrute de la prestación, con el efecto consiguiente de una desprotección temporal, superior a veces al año.
  
El hecho de que las prestaciones estén condicionadas a  cumplir determinadas circunstancias y que sean habitualmente incompatibles con la obtención del empleo u otros ingresos puede suponer un desincentivo al mismo y estímulos en favor del fraude por la economía sumergida. Cada beneficiario sabe que perderá el subsidio si encuentra trabajo. En alguna ocasión, puede suceder que disminuyan incluso sus ingresos por causa del cambio de situación. Una -denominada- 'trampa de la pobreza [o/y del paro]...' así está servida, como ratonera desde donde sería muy difícil escapar.
  
Una mayor parte de las prestaciones con sometimientos  por rentas implican el reconocimiento público al sufrirse situaciones en marginación, con lo que todo ello supondrá en cuanto a estigmatización social de los perceptores y posibles daños psicológicos o morales consecuentes. Incluso, por esa causa, determinadas personas podrían evitar pasar tal vergüenza del solicitarlo y se autoexcluyen de las ayudas.
  
La propuesta de Renta Básica viene a ser adecuada respuesta frente a todos aquellos anteriores inconvenientes, por lo cual éstos mismos así nos traducirían -tan bien...- sus grandes ventajas:
  
1. Es una medida directa y eficaz contra la pobreza.
  
2. Es de  sencilla  gestión y aplicación, por lo cual sería relativamente fácil asegurar el acceso universal con la equidad en su recepción.
  
3. Se reducen drásticamente los costes para su gestión, con lo que todo ello puede implicarles en ahorros de recursos a ciudadanos y Administraciones.
  
4. La prestación es previa y automática, por lo que son evitables retrasos indebidos en su disfrute. No supone ayudas a posteriori, para paliar, sino que se anticiparía prevención del peligro de la exclusión.
  
5.  Su compatibilidad con cualquier otro ingreso permite obviar toda 'trampa de pobreza [o/y desempleo]...' presente, así como eliminar incentivos al fraude o barreras para poder aceptar ofertas de alguna ocupación menor.
  
6. Desaparece cualquier atisbo de estigmatización social  vergonzante: da un Derecho general básico [sólo mínimo...] por el mero hecho del ser ciudadanos, miembros  entre una colectividad civilizada de la Europa más próspera, en este siglo XXI.
  
Y aún podrían añadirse varios otros argumentos -más...- favorables a una Renta Básica...
  
A lo largo de las últimas décadas han aparecido (y desaparecido) numerosos programas, con Subsidios, que buscaban paliar situaciones concretas de necesidades especiales; mas normalmente, su motivación fundamental se sostenía sólo en proximidades de algún proceso electoral o  la utilización de tales programas como instrumento para captaciones de votos: 'Cheques  bebés',  "Renta de emancipación, subsidio  de Sostenimiento tras el agotarse las prestaciones por desempleo, Ayudas para la maternidad y natalidad,  Programas de alimentos, etc.

Esta proliferación de programas en buena medida contribuye a muchos de los defectos anteriores, como complejidad, inequidades, costes administrativos, burocratización o/y falta de cualquier precisa eficacia. Alguna explícita RB... como la ya definida -en cambio...- daría respuesta ordenada a casi todos los motivos que han podido justificar esas propuestas antes citadas.
  

Viene constatándose desde hace décadas el bajo gasto para protección familiar en España, situándose nuestro país entre los últimos de toda Europa respecto a ese aspecto (un argumento adicional bajo el dato del que hasta 1 entre cada 3 niños en España hoy se halla con algunas de aquellas reconocidas como situaciones relativas a la pobreza)... Y frente a ello, cualquier Renta Básica -¡verdadera!- supone una importante ayuda para la infancia o las familias que tienen menores en su seno.
  
En esa misma línea, puede ser un pequeño incentivo para incrementar la natalidad, al facilitar recursos adicionales con el llegar descendencia y paliar temores a no poderse afrontar los gastos que suponga ésta; dadas las actuales condiciones demográficas, en España, este incentivo ha de ser considerado -adicionalmente, aun ahora- otra ventaja.
  
Las crisis económicas suponen habitualmente una espiral recesiva, puesto que la decreciente actividad genera desempleo crecido y, en cadenas que se autoalimentan, menos rentas, menor consumo, impagos, dificultades crediticias, menores inversiones, cierres empresariales, más desocupación… La RB pretende actuar como colchón estabilizador, aminorando los efectos negativos y  ayudándose a mantener algunos niveles de consumo básico. El suelo del ciclo se situaría en un escalón más elevado.
  
Se ha citado a veces  cual fundamento legitimador ante cualquier Renta Básica  el Artº 35 de la Constitución Española, por cuanto es instrumento potente para garantizar un Derecho reconocible de alguna 'vida digna', como mínimo; en todo caso, resulta evidente que las situaciones extendidas de pobreza o exclusión social provocan graves daños a nuestra cohesión social y dicha RB puede ser ayuda efectiva paliando esos efectos.
  
Obviamente, no faltarán críticas e inconvenientes respecto a  esta posible implantación de una  Renta  Básica. En efecto, para muchas personas ciertas razones parecen tan obvias que intuitivamente se bloquean, cerrándose a los propios debates. Ese rechazo previo de algunos es tan rotundo que ni siquiera posibilita profundizar en el mero estudiarse lo muy concreto sobre sus viabilidades hipotéticas.
  
Pero el análisis de todo esto bien merecerá otra 2ª parte, más específica...



La factibilidad real no es el mayor obstaculo que de veras precisaremos vencer a fin del avanzar más en firme hacia Renta Básica primera hoy aquí. Como tampoco lo podrían ser nunca sus deseabilidad...es... En teoría, los objetivos que trata de asegurar nada diferirán de cuanto a diario se pregona con ese innumerable haz de políticas articuladas por nuestro Estado del Bienestar, vigente según Leyes; lo único que falta es una cierta voluntad -política mente...- organizada de llevarse al fin a la práctica, sin subterfugios dilatorios tendentes al mantener las inercias con el modelo demostrado ineficaz una y otra vez antes, desde hace muchos años.

Algo claro de todo ello les consta ya desde hace más de 4 años a Sus Señorías, en lo que dice ser nuestras Cortes hoy Parlamentarias -muy Representativas...- y Nacionales (véase, como un ejemplo, la 'Memoria presentada por el Observatorio sobre RB en Attac Madrid para información del Congreso de -las o/y los- Diputados')... Mas, como no hay sordos mejores que quienes no quieren oír, a nadie podrá extrañarles cuantísimo algun@s continuarán -en su error tras errar...- sin cambio; mientras les dejemos...
  
Las evidencias bien poco cuentan, con tal de que primen intereses favorables al negarlo todo: ¿pues no se siguen viendo todavía multitudes de -supuestos 'expertísimos'...- 'cráneos privilegiados'... argumentando con desternillante seriedad lo absurdo e "inviable del sostenerse para los USA cualquier Sanidad Pública Universal hipotética" como las por la Seguridad Social mantenidas en esta nuestra, sin duda menos próspera, UE? ¡Y es que a veces pareceríamos olvidar cómo, en última instancia, los "políticos nuestros no son sino resultado de la ciudadanía"...!    

(Continuará: detallada y clara mente, con Cuentas)
  .

jueves, 4 de diciembre de 2014

Repitamos: hay que recortar ya, sus escaños, a toda la Casta mangante de PPSOERCCIUP...Y...


Sí: en sociedades 'de Mercad[e]o' como ésta, quienes no logran alguna demanda suficiente para lo que ofertaren a su clientela potencial, quedarán sin vendernos... la moto...

¡Menos aquellas Castas privilegiadas -'polític@s'...- que tendrían siempre 'tó... el pescao vendío...', de antemano, háganlo como lo hagan; así luego sólo les preocupan los porcentajes, o Cuota (partidista), respectiv@s mediante cuyas 'razones' repartiéndose continúan ese conjunto del inmutable botín asegurado... y además dizque por el supremo 'interés general'...!

.
Sabido es cómo "de 10 cabezas en España, embisten 9 y sólo 1 piensa"... El caso parece ser dejar que se nos toree siempre con aquel carpetovetónico "lejos de nosotros las funestas manías del pensar: dime, niño, de quién eres... parroquian@, y fidelizada, mente..." O seguir rec...astados de una bipartidista e intermitente alternativa ('Casta'-2 = PPSOE) u otra reconstituida competencia [desde IUPYD => (r)Casta-2]... y si acaso a sus hijuel@s, que nada sino sólo cualesquier transfugar tribun@s nos proponen...

¡Pero lo nuestro es andar haciendo camino y, al volver las vistas atrás, poder ver aquellas pasadas ya sendas que no se habrán de volver a pisar nunca más! 


Jamás tragaremos ya ningún PROGRAMA sin concretarse (ciertas obviedades  -inexcusables, y con urgencia...- para Rescatarnos a las Mayorías) aquí hoy: POD/AR/EMOS todo aquello que ahora está siendo una causa mayor de nuestras ruinas... O sea, vamos por fin a podarlo ya; tras tantos años del "recortar" en cuanto más necesitamos, mientras nos distraían con cuento de los "brotes verdes", quedarían a cambio aún demasiadas "malas hierbas" pendientes de podarse...

Mas tampoco se trataría -sólo- del combatir injusticias comparativas, ante su exceso de prebendas, ¡para nada!
 .
Es por una exigencia de mínima eficiencia gestora; puesto que si no, mientras toleremos que continúen sin cesar en estos perpetuos evadírsenos con respecto de todo ese 'recortar...' -sobre los empleos, y  salarios, o demás prestaciones- aplicado al resto del país, jamás tendrán motivación (sean cuales fueren sus colores o/y discurso ideológico) para romper las inercias desde su presente condescendencia siempre a favor de minorías abusonas (mediante su dominio monopolista, cárteles de Banca & Energía...) e incluso práctica máscorrupta mente...!- delincuencial... 


.
Muy claro: "...habría que discutir y remendar el papel de las todopoderosas Agencias para calificación del riesgo que siguen sin enterarse de qué va la fiesta. Si la firma de Arthur Andersen desapareció (transmutada en Accenture) a causa del asunto Enron por su manifiesta incompetencia, ¿por qué no lo han hecho aquellas agencias que calificaron como 'triple A...' esa vergonzosa Hipoteca 'subprime' -y al Gobierno- que tras de algunos pocos meses luego se rebajó hasta 'bono basura'...? ¿O que otorgaban 'rating' generoso a Bancos como Lehman Brothers, Royal Bank of Scotland y Fortis... que inmediatamente quebraban si no habían de, para evitarlo, ser 'intervenidos'...?
.
¿Cuántas veces habrá todavía que seguir repitiéndolo aquí, de nuevo, antes del al fin comenzarse a ser tomado en cuenta por su justa medida? Recuérdese... Si el pasado 25/M se hubiera introducido en toda España tan sólo 1 papeleta válida, para dicha 'consulta' electoral, ahora estarían también adjudicados esos mismísimos 54 suculentos escaños -europarlamentarios- que fueron entonces repartidos otra vez entre nuestros dizque 'representativos' Partidos políticos. ¡¡¡Así son todos los "castigos" que -a las personas convocadas, votantes o no- cabríanos dar en lo de tan ful, electorer@, urna...!!!
 
Ya hemos visto cómo en una sola semana se pudo cambiar la Constitución, cuando les convino dar mayores garantías de algún cobro prioritario sobre Deudas a los Bancos internacionales; y también se había modificado nuestra legalidad previa para reducirnos montantes de las futuras Pensiones no considerándose 'sostenible' tampoco ningún derecho consolidado previsto antes respecto de Sanidad, Jubilación o Enseñanza... ¡mas para las ClAseS PolíTicAs la nómina parece 'intocable' juzgarse! ¿Pero por qué habría de continuar siendo, para siempre jamás, así?
 
Según Constitución vigente aun hoy, antes de cualesquier otras posibles Revisiones, límites hay -sólo- al respecto: "El Congreso se compone de un mínimo de 300 ó un máximo de 400 Diputados..." O sea, que 'rebajar' ya el número de Congresistas es perfectamente viable dentro de las Leyes en vigor; y unos medios para concretar esta solución al evidente 'agravio comparativo' actual -por Sus Ilustrísimas Señorías, frente a lo más común de nuestra Ciudadanía, tan sin dudar recortable...- pueden seguir dos vías evidentes, partiendo desde los actuales 350, hasta hoy aun siempre ajenos al mero ni siquiera replantearse:
 
 -> modular reducción, de nuestros Representantes elegidos, ponderándola según índices correspondientes al decrecimiento para nuestra Economía... y/o
 
 -> disminuir escaños cubiertos en cada caso, atendiendo a los rechazos por electores que lo expresen con su Abstención más votos Blanco u otros Invalidados...